Promoción y Proteccion de la Salud

Posted on by

LA PREVENCION Y EL CONTROL DE ENFERMEDADES CHAGAS

PROGRAMA NACIONAL DE CONTROL DE CHAGAS – PNCCH

1.  SITUACION EPIDEMIOLOGICA DE LA ENFERMEDAD DE CHAGAS

La enfermedad de Chagas representa un serio problema de Salud Pública tanto por su magnitud como por su impacto. El área conocida de dispersión de vectores domiciliarios de la Enfermedad de Chagas en Bolivia cubre aproximadamente el 60% del territorio, en zonas geográficas comprendidas entre los 300 a 3.500 m.s.n.m, ocupando casi toda la superficie de los departamentos de: Tarija, Chuquisaca, Cochabamba, Santa Cruz y parcialmente Potosí y La Paz; con una población en riesgo de 3.700.000 habitantes, de las que 1.800.000 de bolivianos estarían infectados para el año 1992, resultando una seroprevalencia del 40% para la población total del país, alcanzando en algunas áreas hasta el 70% de la positividad.

La transmisión por vectores representa más del 80% de todos los casos, y, de la cadena epidemiológica de la enfermedad, el vector en el domicilio es el más vulnerable hasta el momento.  Se ha encontrado que el promedio de vinchucas infectadas con el parásito  T. cruz  y es de 30%, alcanzando en algunas áreas hasta el 90% de positividad.

La situación de países como el nuestro, donde se observa una gran migración campo ciudad e interdepartamental, hace que esta patología manifieste una de sus formas de transmisión a través de la vía transfusional, especialmente en los grandes centros urbanos.

También es necesario considerar, por los altos índices de infección en mujeres embarazadas, el Chagas congénito como otra forma forma importante de transmisión en nuestro país, aunque no se conoce su real magnitud.

Algunos datos epidemiológicos para las áreas endémicas son los siguientes:

Infestación por Triatoma Infestans según área Bolivia 1990

AREA
PORCENTAJE
RuralPer-urbana

Urbana

70-100%40-60%

20-40%

FUENTE: INVESTIGACION EPIDEMIOLOGICA NACIONAL DE LA ENFERMEDAD DE CHAGAS
V. ANGEL, 1990

Seroprevalencia de Chagas en Bolivia – 1994

GRUPO
PORCENTAJE
Menos de 5 años urbanoMenos de 5 años rural

Escolares

Reclutas

11%70%

75%

45%

FUENTE Seroprevalencia de Chagas en Bancos de Sangre
por departamentos Bolivia, 1992

LUGAR
PORCENTAJE
Santa CruzCochabamba

Tarija

Sucre

Potosí

La Paz

Oruro

51%28%

41%

39%

24%

5%

6%

FUENTE: INVESTIGACION BANCOS DE SANGRE
MINISTERIO DE SALUD 1992

COSTOS DE TRATAMIENTO DE CHAGAS CRONICO:420.000 chagásicos crónicos.  El costo anual promedio es de Bs. 200.oo por tratamiento, lo que significa un total de Bs. 84.000.000 y su equivalente en dólares es ($us. 18.666.000).

COSTOS DE TRATAMIENTO ESPECÍFICO DE CHAGAS EN MENORES DE 15 AÑOS

Se estima una población afectada de aproximadamente 571.844 personas de las zonas en riesgo con un costo promedio de US$ 31.00 por persona haciendo un total de US$. 17.727.164..

AÑOS PRODUCTIVOS PERDIDOS:

De los 420.000 chagásicos sintomáticos todos ellos pierden un 25% de capacidad laboral, significando una pérdida en años laborales de 105.000 años productivos. Esto significa una pérdida económica para el país de Bs 1.670 por año por individuo, significando un total de $us 39.000.000.

2.  SITUACION ACTUAL DEL PROGRAMA NACIONAL DE CHAGAS

Las acciones de control de la enfermedad de Chagas reciben apoyo de la cooperación internacional hace mas de una década, siendo ejecutados a través de proyectos aislados y carentes de coordinación institucional, unos dirigidas a la investigación, otros a intervenciones para  el control del vector, con diferentes metodologías y criterios, sin lograr impacto social importante.  Sin embargo, muchos de estos proyectos han mejorado el conocimiento sobre la EC en el país, así como capacitando recursos humanos y demostrando la factibilidad del control de la enfermedad entre nosotros.

A continuación se muestra un resúmen de las actividades de rociado y mejoramiento de viviendas realizadas por el Programa Nacional de Chagas y otras instituciones a partir de 1986 en las diferentes regiones:

SERVICIO DEPARTAMENTAL DE SALUD
POBLACION BENEFICIADA
NUMERO DE COMUNIDADES
VIVIENDAS
MEJORADAS ROCIADAS
CHUQUISACACOCHABAMBA

LA PAZ

SANTA CRUZ

TARIJA

POTOSI

TUPIZA

140.502105.696

29.168

57.843

59.008

45.823

110.570

350540

107

306

266

93

369

14.35613.709

2.539

8.006

5.415

9.556

27.169

28.10821.063

1.666

11.271

11.283

8.349

33.190

TOTAL
548.610
2.031
80.750
114.930

Fuente: Servicio Nacional de Chagas

Para lograr la intervención de la transmisión vectorial se tendría que trabajar en aproximadamente 700.000 viviendas, con la aplicación de dos ciclos de rociados.  El cumplimiento observado actualmente y que en muchos casos solamente tienen un ciclo de rociado, representa únicamente 16% de la meta total.  Además estas actividades no han tenido la continuidad necesaria ni se desarrollaron en áreas contiguas lo cual no garantiza el control del Vector.

A esto se le suma el debilitamiento técnico de las regiones por estar transcurriendo el proceso de descentralización que no garantiza la estabilidad del recurso calificado ni la calidad técnica de las intervenciones.

Los presupuestos prefecturales y municipales en su mayor parte son minimos e insuficientes para lograr una cobertura total que  garantice el logro de los objetivos propuestos.

En 1995, el Ministerio de Salud realizó una encuesta nacional en centros de transfusión, encontrando que se realizaron 22,146 transfusiones de sangre registrados, de las cuales se hicieron pruebas de laboratorio para Chagas al 66%, SIDA al 64%, Sífilis al 63%, Hepatitis B al 60% y 0% para Hepatitis C.

De estas pruebas resultaron positivas a Chagas el 13.7%, SIDA el 0.03%, Sífilis el 1.33% y Hepatitis B el 1.5%.

Para  Chagas, los rangos de positividades en transfusión sanguíneas varía por zonas, encontrándose La Paz con 4%, Cochabamba 13%, Santa Cruz 20%, Chuquisaca 47% y Tarija el 29%.  En los departamentos de Oruro, Potosí, Beni y Pando no se realizó ningún tipo de control .

Hasta la fecha no existe en el país un Banco de Sangre, únicamente Centros de Transfusión con limitado control de la calidad de la sangre que utilizan.

Se estima que el 40% de los menores de 15 años están infectados con Chagas y a pesar de ello no se realiza tratamiento de estos casos que tienen la posibilidad de curación definitiva de la enfermedad.

3.   LINEAS ESTRATEGICAS

3.1. Integralidad

Referida a que el abordaje de la problemática de la Enfermedad de Chagas será tomando en cuenta los principales aspectos, como la transmisión vectorial, la transfusional y la atención del paciente chagásico.

3.2. Continuidad

Se refiere a que las acciones que se ejecutan deben ser continuas en el tiempo y en forma creciente, con recursos asegurados del Gobierno Central, Prefecturas y Alcaldías Municipales.

3.3. Contiguidad

Es importante tomar en cuenta que para el control vectorial las actividades deben ser desarrolladas en áreas geográficas contiguas, tratando todas las comunidades, sin dejar espacios con infestación que represente focos de alto riesgo, para la reinfestación de zonas controladas.

3.4. Integración

Está previsto que desde un inicio, el Programa se integrará a la estructura correspondiente de los niveles de los Servicios Departamentales de Salud y Distritos.  Además considera que en los Distritos de salud con superposición vectorial, se debe asumir el enfoque de abordaje integrado de las Enfermedades transmitidas por vectores, definidas por la Dirección General de Epidemiología.

3.5. Sostenibilidad

Es una estrategia de mucha importancia que será implementada paulatinamente y que se dará con el cumplimiento de los siguientes aspectos: integración a la estructura de salud, transferencia de las responsabilidades al nivel municipal, presupuesto asignado por Prefecturas, Participación comunitaria.

En este aspecto es fundamental la participación de la comunidad organizada y Ministerio de Educación en todas las etapas del proceso operativo.

3.6. Multisectorialidad

Se refiere a la participación activa y coordinada de otros sectores e instituciones que tienen relación directa con la resolución de esta problemática social nacional; especialmente los Ministerio de:  Hacienda, Educación, Defensa, Vivienda y ONG´s.  Para ello se implementará el sistema de análisis de triple entrada por un lado las zonas de intervención, por otro las instituciones y las actividades; que permitirán un uso racional de los recursos evitando duplicidad o sobreposición de actividades.

4. OPERATIVIZACION

Por las características señaladas referente a la magnitud del problema nacional es necesario implementar las acciones previstas en los diferentes componentes bajo una conduccion centralizada y ejecucion desconcentrada en dos Fases:

Primera Fase: (�Ataque� = 2 a 4 años, con características aún centralizadas pero con ejecución descentralizada)

De intervencion intensiva y extensiva, referida a una cobertura total del área endémica y en un periodo de dos a cuatro años, por lo que en esta fase se requiere la intervencion de recursos institucionales (tecnicos de E.T.V.), recursos de otras Instituciones (Fuerzas Armadas, Magisterio) y recursos comunitarios (Líderes).

Segunda Fase: (permanente y esencialmente descentralizada)

Destinadas a la consolidación, Vigilancia, y transferencia, referida al contros de focos residuales, instalacion de un sistema sólido de vigilancia comunitaria y transferencia de responsabilidades a los Municipios Controlados.